Seiko Samurai

Creado el 04. Oct, 2011 por en Seiko

El Seiko ref SNM011K, más conocido como Seiko Samurai, es uno de esos modelos de Seiko que alcanzan la categoría de mítico, al igual que el Monster, el SKX007 o, más recientemente, el Sumo.

Es un reloj de buceo que rebosa calidad en sus acabados, especialmente cuando se tiene en cuenta su precio. En su día, el precio rondaba los 180€; ahora, debido al cese de su producción y al alza de su demanda, se ven ejemplares usados que pasan ampliamente de los 200€.

La caja está acabada en acero pulido excepto las asas, que son de acero cepillado. Mide unos 42 mm de diámetro, pero aparenta un poco más, se hace notar; es un reloj ligeramente aparatoso, la altura de caja es considerable y puede resultar incómodo de llevar con camisa. La anchura de asas son unos lógicos 22 mm. Conviene tener en cuenta que los agujeros para los pasadores están muy al borde de las asas y, por lo tanto, al poner una correa, el hueco entre ésta y la caja puede ser mayor que en otros relojes.

Mientras que la caja da una gran sensación de “redondez”, las asas son muy geométricas con aristas casi cortantes. En los bordes de las asas, hay un aplique circular negro que le da personalidad a la vista lateral.

El cristal es el típico Hardlex que equipa Seiko en gran parte de sus relojes. Es más propenso a arañarse que el zafiro pero a cambio es muy resistente a los impactos, lo cual es importante en un diver.
La esfera está texturizada de una manera que me resulta muy agradable y que aporta personalidad al reloj. Es de un color entre negro y grisáceo. Los marcadores están aplicados y tienen un acabado en acero pulido. Las agujas son delgadas para tratarse de este tipo de reloj pero la legibilidad es excelente y la luminosidad nocturna, tanto de agujas como de marcadores, tal y como nos tiene acostumbrados Seiko, es magnífica. El compuesto que usa Seiko brilla en verde con gran intensidad y dura varias horas. El segundero, con una larguísima aguja roja lleva también material luminiscente.

La utilización del bisel, con un punto luminoso a las 12h, es muy buena. La alineación del mismo no es perfecta, pero el giro, con 120 clics, es suave y da sensación de robustez. El bisel es de aluminio y el borde de acero PVD negro y con un acabado texturizado que favorece el agarre.

La corona también tiene un acabado texturizado de fácil agarre, por supuesto va roscada y no tiene protección externa, por lo que puede ser propensa a algún golpe. Su manejo da sensación de cierta fragilidad, pero se enrosca fácilmente.

La tapa trasera es a rosca y muy robusta y tiene grabada la gran ola que adorna los relojes de buceo de Seiko.

El armis, por su parte, es macizo, muy pesado, acabado en acabado cepillado con las partes centrales de los eslabones pulidas. Los eslabones de unión con la caja son macizos. Encaja muy bien con el reloj y hace subir su peso considerablemente.

El cierre es muy bueno, con pulsadores y trabilla. Sólo desentona el desplegable que es de chapa prensada y la extensión de buceo que no da sensación de solidez.

En cuanto a la máquina, poco más se puede decir de un movimiento tan veterano como es el 7S35. Se sabe de relojes que llevan esa máquina que han funcionado durante varios años sin problemas sin apenas mantenimiento. Tiene la gran desventaja, sin embargo, de no tener parada del segundero ni remonte manual. Aplicando una ligera fuerza contra las agujas del reloj en la corona, se puede lograr detener el segundero, pero es un método bastante precario e incómodo comparado con la parada de segundero de una máquina como la ETASA 2824-2, por ejemplo. La puesta en marcha estando parado apenas requiere agitarlo un par de veces.

Respecto a la marcha del movimiento, es variable. Depende de la posición en la que descanse por las noches y de las variaciones térmicas, pero en general a mí me ha oscilado entre atrasar 2 segundos cada 24h, lo cual es fantástico, hasta adelantar 15 segundos cada 24h, lo cual no es muy bueno, pero se puede soportar, ya que las especificaciones de ese movimiento son de mayor desfase aún.

Seiko Samurai

En general, es un reloj que transmite deportividad y robustez y da la sensación de ser un reloj mucho más caro de lo que es, aunque su precio esté algo inflado últimamente. Puede ser difícil de encontrar.
Como alternativa, hay versiones con esfera blanca, en titanio y ediciones limitadas, aunque por calidad/precio y versatilidad, así como por legibilidad, la versión de esfera negra es la más equilibrada.

Escribe un comentario

You must be logged in to post a comment.